lunes, agosto 22, 2016

EVENTO MÉDICO ADVERSO y NEGLIGENCIAS


Ver en formato PDF

martes, agosto 16, 2016

Informes sobre caso: Shirley Melendez

MINISTRA DE SALUD EXPONDRÁ EN EL CONGRESO 

PRONUNCIAMIENTO DE ABOGADO DE SHIRLEY MELENDEZ

  MENSAJE DEL PRESIDENTE


DENUNCIA POR CUARTO PODER


CONTRALORÍA INTERVIENE



viernes, agosto 12, 2016

CONCEPTO DE AUDITORÍA MÉDICA

martes, mayo 31, 2016

Inversión de la carga de la prueba en mala praxis médica

La inversión de la carga de la prueba en negligencia médica

Dr. Lincoln Maylle Antaurso

En el Perú, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre la carga probatoria dinámica mediante Sentencia del 26 de enero de 2007, recaída en el Expediente 01776-2007-AA/TC, señalando que “si bien la carga probatoria dinámica significa un apartamiento de los cánones regulares de la distribución de la carga de la prueba cuando ésta arroja consecuencias manifiestamente disvaliosas para el propósito del proceso o procedimiento, la misma implica el planteamiento de nuevas reglas de reparto de la imposición probatoria, haciendo recaer el onus probandi sobre la parte que está en mejores condiciones profesionales, técnicas o fácticas para producir la prueba respectiva”


De otra parte Los profesionales médicos asumen obligaciones de medios. Consecuentemente, ante el incumplimiento de la obligación principal (curar al paciente), se encuentra a cargo del paciente la carga de la prueba de la culpa profesional. Dicha prueba de la culpa puede suponer un grave obstáculo para el paciente, lo que en definitiva redundaría en una suerte de inmunidad para dichos profesionales, transformándose en una prueba diabólica para el paciente, quien normalmente cuenta con escasos elementos de defensa de sus derechos.
Como respuesta a la dificultad probatoria que enfrenta el denunciante en un proceso de reclamo por negligencia médica, que va muchas veces desde la negación del acceso a su historia clínica contraviniendo lo indicado en la Ley General de Salud. La doctrina y la jurisprudencia internacional viene desarrollando y esbozando una serie de soluciones para superar esta situación de desventaja en perjuicio del paciente que no sabe nada de medicina y que ha sido víctima de un evento adverso posiblemente debido a negligencia sanitaria; tiene ahora en la inversión de la carga de la prueba, en lo que atañe a la culpa y a la relación causal en los procesos de mala praxis médica, con el objeto de facilitar el acceso de los pacientes demandantes a una indemnización justa.


Este giro en lo que toca a la regla de la carga de la prueba en los procesos de mala praxis médica, consiste en que es necesario poner de relieve que hoy es al profesional médico a quien compete aportar al proceso judicial todos aquellos medios probatorios que le permita acreditar su diligencia.


Hace poco tiempo la inversión de la carga de la prueba era en lo que toca al delito contra el cuerpo la vida y la salud cometidos de manera culposa o dolosa por el personal médico sanitario, era una de las cuestiones fundamentales no resueltas de manera uniforme y que había generado una polémica de discusión muy amplia.


El profesional de salud durante el ejercicio de su función puede incurrir en daño a la salud de muchas maneras, lo relevante para el estado es probar los hechos que se le imputan al servidor de salud; es decir, la causa ilícita de su actuar profesional, o dicho de otra manera, debe demostrar que el agente ha cometido el delito contra el cuerpo la vida y la salud, y esta tarea le corresponde determinar al representante del Ministerio Público quien es el titular de la carga de la prueba. Al sospechado se le presume inocente hasta que se le demuestre lo contrario. De manera que con la relevancia de estos principios fundamentales garantizados por la Constitución y las leyes de la República el agente no tendría porqué demostrar su inocencia.


Sin embargo, dado lo complejo de los conocimientos médicos que son de dominio del profesional de salud imputado de mala práctica, teniendo en cuenta que en el momento actual se encuentran plenamente, previamente y claramente establecidos los presupuestos de un procedimiento o actuar profesional en salud diligente. Procedimientos que se encuentran plasmados en las normas, guías, reglamentos del trabajo médico asistencial y administrativo. Documentos cuyo contenido tienen que ser necesariamente y rigurosamente de conocimiento y de cumplimiento por parte del servidor de salud.


Documentos que son de conocimiento de los encargados de la administración de justicia (policía, fiscal, juez) con los cuales cotejarán y confrontarán los escritos plasmados en los documentos médicos probatorios, informes médicos, informes orales, informes periciales, informes de auditoría médica, protocolos de necropsia, estudios y análisis especializados siendo esta información un deber del servidor público, quien ante un reclamo debe poner en evidencia su pulcritud y diligencia en su actuar profesional. Lo que jamás debe realizar es alterar el contenido de los documentos porque estaría incurriendo en falsificación de documentos médicos.

PREGUNTAS DE EVALUACIÓN:
Los alumno inscritos  deben responder a las siguientes preguntas:

1.- Emita un comentario sobre el tema de la carga de la prueba
2.- ¿En consiste la inversión de la carga de la prueba?
3.- En qué documentos se encuentra contemplado previamente la diligencia médica?

Enviar su respuesta al correo drlincolnmaylle@outlook.com

viernes, febrero 26, 2016

Potestad Sancionadora ante Infracciones por Negligencia Médica

En al fecha de hoy viernes 26 de febrero 2016 tuvo lugar la Conferencia del Dr. Lincoln Maylle Antaurco ante una nutrida concurrencia que escuchó atentamente los conceptos vigentes y actualizados sobre la Potestad Sancionadora de la Administración Pública ante Infracciones por Negligencia Médica. 








Ver el tema en PDF (pegar en el navegador el siguiente enlace)
file:///C:/Users/lincoln/Downloads/Tema_Dr%20(1).pdf